Logo de la Confederación Hidrográfica del Segura, ir a la página principal

 Estás en :: Inicio > Información > Infraestructuras > Embalses > Puentes

Embalses

Embalse de puentes

Finalidad.

La nueva presa de Puentes crea un embalse regulador destinado a mitigar los efectos de sequías e inundaciones que caracterizan la hidrología de la región.

Foto planta general de la presa
Planta general de la presa

La finalidad de las obras del embalse de la Nueva Presa de Puentes es conseguir los siguientes objetivos:

  • Laminar las avenidas del Guadalentín para mantener un nivel de protección adecuado, substancialmente mejor que el preexistente, sobre las zonas potencialmente inundables aguas abajo.
  • Regular los recursos de la cuenca vertiente interceptada para mantener o mejorar los regadíos de Lorca.
  • Configurar órganos de evacuación idóneos para reducir el aterramiento del embalse.

El Guadalentín, afluente del Segura, es un río con un régimen muy irregular, que puede pasar de estar completamente seco a presentar una avenida de grandes proporciones.

Dentro del período de los últimos 130 años, es preciso recordar, entre otras, las siguientes riadas:

  • Octubre de 1879 (Riada de Santa Teresa): Produjo en Lorca una punta de 1.510 m³/s, ocasionando 13 muertos y cuantiosos daños.
  • Septiembre de 1891 (Riada de San Jacinto): Superior a la anterior, y gracias a la existencia de la presa de Puentes, situada en cabecera de la cuenca, la comarca se salvó de una catástrofe sin precedentes.
  • Junio de 1900 (Riada de San Aniceto): Superior a la de Santa Teresa, inundó el barrio de San Cristóbal en Lorca.
  • Octubre de 1948: El caudal estimado en el puente de la carretera de Murcia a Granada fue superior a 800 m³/s.
  • Octubre de 1973: Según un informe del Centro de Estudios Hidrográficos, el caudal máximo aguas abajo del embalse de Puentes alcanzó los 2.000 m³/s, mientras que al canal de El Paretón (situado en la zona media de la cuenca) llegaron unos 1.500 m³/s.

Otra característica de este río es la gran cantidad de sólidos en suspensión que arrastran sus aguas, causando problemas de aterramientos, de lo cual da idea la traducción de su nombre en árabe, que significa río de barro.

Teniendo en cuenta estas características del Guadalentín, han sido muchas desde antaño, las actuaciones tendentes a paliar, en lo posible, los perniciosos efectos de sus riadas. Entre ellas cabe mencionar:

  • En la confluencia de los ríos Vélez y Luchena, ríos de cabecera de la cuenca, y donde se producen las máximas intensidades de precipitación, siendo el primero el principal causante de grandes avenidas históricas, como la de octubre de 1973, se ubican las presas de Puentes. La antigua presa, situada aguas abajo de la nueva presa de Puentes, fue construida a finales del siglo pasado para atender la demanda de regadío y ha quedado fuera de servicio al construirse la nueva presa.
  • Las presas de Puentes cumplen un importante papel en la defensa contra inundaciones. En 1973, sin estar construida la nueva presa de Puentes, se produjo vertido por coronación en la antigua presa, lo que puso de manifiesto la necesidad de recrecerla, o como fue el caso, la necesidad de construir una nueva presa en esa localización que crease un embalse de mayor capacidad.
  • Aguas arriba de Puentes, y situado en el río Luchena, se encuentra el embalse de Valdeinfierno que, pese a haber sido recrecido, se encuentra en la actualidad casi completamente aterrado y prácticamente sin capacidad de regulación.
  • Aguas abajo de la presa de Puentes, se encuentra el canal de derivación de El Paretón, concebido para conducir directamente al mar parte de las avenidas del río Guadalentín. Proyectado a principios del siglo XX con una capacidad aproximada de unos 200 m³/s, se fue ampliando posteriormente, y en 1973, después de la riada, se incrementó su capacidad hasta los 600 m³/s.
  • Otra obra reciente destinada a laminar las avenidas del Guadalentín es el embalse de José Bautista Martín, uno de los elementos concebidos en el marco del Plan General de Defensa contra las Avenidas de la Cuenca del Segura, que se ubica en el término municipal de Librilla.
  • Otra pieza significativa en el esquema hidráulico de la Cuenca del Guadalentín es la presa de la Rambla de Algeciras, construida sobre este afluente por la margen izquierda del Guadalentín que discurre, en su curso bajo, por el límite de los términos municipales de Librilla y Allhama de Murcia. Con un embalse de 44,6 Hm³ de capacidad, tiene una doble misión: por una parte constituye un depósito de almacenamiento intermedio del Transvase Tajo-Segura, y por otra , concebida para laminar significativamente las avenidas de la cuenca vertiente que intercepta, forma parte del Plan General de Defensas contra Avenidas de la Cuenca del Segura.
  • Por último, existe un cauce artificial antiguo (anterior a 1651, fecha de la histórica riada de San Calixto), en el curso bajo, para derivar las aguas del Guadalentín y evitar su paso por la ciudad de Murcia. Se conoce con el nombre de El Reguerón. Su capacidad máxima se estima en unos 250 m³/s, aún cuando en algunos puntos pueda desbordar con caudales inferiores.
  • Los desbordamientos del canal de El Reguerón afectan a las vegas de Alcantarilla y Murcia.

anterior siguiente volver