Logo de la Confederación Hidrográfica del Segura, ir a la página principal

Estás en :: Inicio > Información > Infraestructuras > Embalses > Talave > EMBALSES

EMBALSES

Embalse de Talave

Marco territorial y administración

Características físicas de la cuenca

El río Mundo nace en las estribaciones septentrionales de la sierra del Calar del Mundo, en el término municipal de Riópar (Albacete). En el primer tramo, hasta el embalse de Talave, la cuenca es marcadamente torrencial, con una pendiente media pronunciada del 0,8 %. La cuenca del río en el embalse de Talave está enclavada en su totalidad en la provincia del Albacete.

El nacimiento del río está a 1.075 m de altitud sobre el nivel del mar, mientras que en la cerrada de la presa de Talave, unos 75 km aguas abajo, está a la cota 472 m.s.n.m. A unos 30 km agua arriba del embalse de Talave el mundo recibe por la margen izquierda al río Bogarra, único afluente de caudal permanente, que drena la vertiente oriental de la sierra de Alcaraz. Su caudal de estiaje suele ser inferior al del Mundo; sin embargo, sus aportaciones en épocas de grandes lluvias o deshielo son similares a las de aquel.


Canal de descarga del aliviadero de la margen derecha y entrada al túnel de desagüe

Entre Ayna y el puente de Isso afluyen al Mundo varias ramblas, algunas con cuencas receptoras de consideración, que no suelen llevar caudal la mayor parte del tiempo, pero pueden presentar caudales de avenida significativos. A partir del puente de Isso, los barrancos de la margen derecha no tienen entidad; en cambio, por la margen izquierda afluye la rambla de Minateda (o arroyo Tobarra), con una cuenca muy extensa (casi la totalidad de la cuenca del Mundo aguas abajo del embalse de Talave), pero prácticamente sin aportaciones significativas, excepto en situación de avenidas.

La definición de la divisoria de la cuenca por el norte, desde la sierra del Saúco hacia el este, es un tanto imprecisa. En esa zona el relieve del terreno es muy suave, la red hidrográfica es tremendamente irregular y existen regiones endorreicas importantes. No existe ningún cauce con aportación permanente y la mayor parte de las ramblas únicamente transportan caudal en situaciones de avenida.

Información medioambiental

La presa y el embalse de Talave están incluidos en el Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) de Sierra de Alcaraz y Segura y Cañones del Segura y del Mundo (Código: ES4210008). Los LIC son espacios naturales que surgen de la aplicación de las Directivas Europeas de Aves (79/409/CEE) y de Hábitats (92/43/CEE), y que se caracterizan por contribuir de forma apreciable a mantener o restablecer un tipo de hábitat natural o una especie en un estado de conservación favorable dentro de la región biogeográfica a la que pertenecen. Los LIC se integran dentro de la Red de Áreas Protegidas de Castilla-La Mancha.

El LIC en cuestión ocupa una superficie de unos 1.750 km² de la provincia de Albacete e integra un conjunto de alineaciones montañosas intercaladas con angostos valles fluviales que conforman un paisaje de singular belleza.

Por otro lado, y debido a las fechas de redacción de los proyectos y construcción de la presa, esta no estuvo sometida a ningún tipo de estudio de impacto medioambiental.

En cuanto a condicionantes de tipo medioambiental en la explotación de la presa, debe mencionarse que el Plan Hidrológico de la Cuenca del Segura establece un caudal mínimo para el tramo de cauce del río Mundo comprendido entre las presas de Talave y Camarillas de 1,1 hm³/mes (0,44 m³/s).


Aliviadero de la margen izquierda desde aguas abajo

Geología y sismología

Geología regional

En conjunto, la zona es muy abrupta. Su altitud media es de 900 m y sus cotas extremas son: el Pico Serralba, la más alta, con 1.450 m.s.n.m. y el cauce del río Mundo, la más baja, aguas abajo de la presa de Talave, con 460 m.s.n.m.

Geológicamente, se halla enclavada en el Prebético Externo, al sur de la cobertera tabular de la Meseta. La característica esencial de la zona es la complejidad tectónica.

Afloran en la zona materiales pertenecientes a todos los sistemas del Mesozoico, Neógeno y Cuaternario, predominando en extensión de afloramiento el Mesozoico y dentro de este, el Jurásico.

Las edades en la mayoría de los casos se deducen por correlación litológica, ya que por ausencia de fauna, dolomitización de las series, etc, en muy pocos casos se pueden obtener datos concluyentes.

Litológicamente el territorio está integrado por calizas y margas. Las primeras predominan en extensión; en ellas los ríos han labrado los profundos cauces de sus hoces y congostos. Las margas son de dos tipos: unas corresponden a las margas rojas yesíferas del Triásico y aparecen irregularmente, sin relación alguna con la disposición fluvial; otras son las margas blancas del Mioceno, en las que se han labrado los ensanchamientos de los cauces, tapizados con los aportes terrígenos de las laderas y los aluviones arcillosos procedentes de las zonas de aguas arriba.

En el aspecto estratigráfico el problema es más complejo, pues la escasez de yacimientos fosilíferos dificulta las determinaciones.

Las principales formaciones geológicas son:

Jurásico

La más extensa comprende las gargantas del Segura y la mayor parte del áspero territorio montañoso por el que se desarrolla el río; es una potente formación de calizas, en bancos gruesos por lo general, con buzamientos dominantes hacia el Noreste (NE), o Nornoreste (NNE), formando pliegues cuya alineación es oblicua al curso del Segura y normas al curso del Mundo en su último tramo.

Son calizas brechoides, referidas al Jurásico Medio, cuya estructura se debe a los empujes orogénicos procedentes de la zona axial de la cordillera Bética. El espesor de estas calizas es grande y de varios centenares de metros.

Los empujes originaron, además de la fragmentación, dos sistemas de diaclasas: uno con los planos más o menos paralelos a la dirección de empuje; y otro que los tiene oblicuos a los anteriores. Los planos de ambos tipos cortan a los de estratificación.


Pila central del aliviadero de la margen izquierda

Triásico

El subestrato de la gran masa de calizas brechoides está constituido por margas arcillosas yesíferas del Trías. Aparece irregularmente donde falta la cobertera de calizas jurásicas, especialmente en los bordes de algunos sinclinales.

Especialmente aparece el Trías en el embalse de Talave, cuya presa está edificada en las calizas esponjosas que se intercalan en dicho terreno y al que corresponden también las laderas que contornean el lago, cuyo fondo es de margas triásicas.

En diversos lugares aparece un conjunto de conglomerados, con cemento arenáceo-arcilloso y en parte calizo, superpuestos a las calizas del Jurásico. A estos conglomerados se superponen, a veces, bancos de calizas arenáceas en estratificación potente y poco milonitizadas.

Esta formación se presenta, en general, acomodada al plegamiento dominante en la comarca; pero las relaciones tectónicas respecto al Jurásico no se han podido determinar, ni tampoco su edad.

Mioceno de Agua

Dulce En diversos lugares de la comarca existen grandes extensiones de un terreno Mioceno de facies continental de agua dulce; en general, ocupan las depresiones y forman grandes manchas perfectamente definidas por el contraste de sus materiales con los de otros terrenos.

Estos materiales son margas terrosas de color blanco con intercalaciones de calizas margosas de lajas delgadas y de pizarras papiráceas bituminosas, siendo abundantes las capas y concreciones arriñonadas de sílex y las impregnaciones de azufre, que motivan explotaciones mineras.

La determinación estratigráfica y las facies de este terreno no ofrece duda alguna, gracias a los yacimientos fosilíferos de la Estación de Minas, que han producido fósiles de peces, ranas, insectos y moluscos, y a un yacimiento de pequeños moluscos entre Las Casas Altas y Casa del Lobo, cerca del río Mundo.

El territorio estudiado debe su orografía y tectónica a la orogénesis alpina de la cordillera Bética, que es una rama de los Alpes desde el punto de vista orogénico.


Compuertas de la toma nueva de agua

Las trazas generales del relieve y de la estructura geológica de la comarca de referencia se deben a los empujes que procedentes del Sureste (SE) y del Sur (S), plegaron, dislocaron y trituraron los terrenos depositados previamente en esta parte de la corteza terrestre y corrieron hacia el Noreste (NE) y Nornoreste (NNE) capas geológicas, situadas originariamente más al Sur. Estos fenómenos, de acción lenta durante la época Mesozoica, tuvieron sus periodos paroximales y sus manifestaciones externas intensas ya muy avanzados los tiempos del Terciario.

El paroxismo orogénico más antiguo, y más importante, de los dos que se observan en la comarca es el que plegó, arrastró y trituró las calizas jurásicas y estableció los fundamentos de la orografía actual. La superficie de deslizamiento corresponde principalmente a la formación plástica de margas arcillosas del Triásico, que ocupan el subestrato de las formaciones calizas mesozoicas y terciarias. Estas margas del Trías aparecen con frecuencia en ventana entre los jirones de las capas de edad posterior, dislocadas y más o menos desplazadas de su yacimiento original.

Sismología

La Norma de Construcción Sismorresistente NCSR-02, aprobada mediante Real Decreto 997/2002, incluye en su apartado 2.1 un mapa de peligrosidad sísmica. Esta peligrosidad se expresa en función de la aceleración sísmica básica ab -un valor característico de la aceleración horizontal de la superficie del terreno en función de la aceleración de la gravedad g- y del coeficiente de contribución K, que tiene en cuenta la influencia de los distintos tipos de terremotos esperados en la peligrosidad sísmica de cada punto.

El rango de valores de ab en las zonas de nuestro país con peligrosidad sísmica oscila entre 0,04g y 0,24g, mientras que el de K está comprendido entre 1,0 y 1,3.

De acuerdo con el citado mapa y el Anejo 1 de la Norma, que incluye una relación de valores de ab y k en diferentes términos municipales españoles, los parámetros característicos de la peligrosidad sísmica en la zona en la que se enmarca la presa de Talave son los siguientes: ab=0,06g y K=1,0.


Pupitre de mando de las compuertas de la toma nueva