Logo de la Confederación Hidrográfica del Segura, ir a la página principal

 Estás en :: Inicio > Información > Infraestructuras > Embalses > Los Charcos

Embalses

Embalse de los Charcos

Marco territorial.

Características físicas de la cuenca.

La cuenca aportadora de la presa de la rambla de los Charcos tiene una superficie de 28 km2, estando limitada al Norte y al Este por las cuerdas de la Cañada, Balsaín y Ballesteros, al Oeste por la sierra de Los Pachecos y al Sur por la Sierra de Navajuelos.

La cuenca presenta una morfología de carácter montañoso, en la que las cotas superiores rondan los 1.000 m de altitud (el pico del Berrueco alcanza la cota 1.035 m). La ubicación de la presa aprovecha los estrechos existentes entre las dos cuerdas de la sierra de Navajuelos, cerrando la cuenca a la cota 724 cuando el cauce se encaja en un relieve más acusado.

La longitud del cauce más largo es de 9,8 km, comenzando a la cota 930 y finalizando a la 724 en la cerrada de la presa. La pendiente media es por tanto del 2,1%.

Perspectiva del vaso del embalse, vista desde la coronación de la presa
Perspectiva del vaso del embalse, vista desde la coronación de la presa

Información Medioambiental.

El entorno del embalse de la rambla de los Charcos se caracteriza por un clima Mediterráneo continental templado.

La recarga de los acuíferos carbonatados se realiza por infiltración directa del agua de lluvia, mientras que en los detríticos se realizan además por relación directa con la rambla (en época de lluvia) así como debido a los regadíos que producen recarga de cierta consideración. La descarga se produce fundamentalmente por manantiales y por la extracción de agua mediante pozos y bombeos.

Tal como se ha señalado anteriormente, la permeabilidad de la cerrada y el embalse de la rambla de los Charcos ayudarán a la recarga de los acuíferos, no suponiendo un problema al tratarse de una presa de laminación de avenidas.

subir


Geología y sismología.

Geología

En este apartado se describen someramente las características geológico-geotécnicas del área de influencia del embalse y de la cimentación de la presa de la rambla de los Charcos, así como las características sísmicas de la zona.

Desde el punto de vista geológico se trata de un área de transición entre las dos unidades estructurales de mayor representación en el conjunto de la Península Ibérica: la Cordillera Ibérica (al Norte) y la Zona Prebética de la Cordillera Bética (al Sur).

La tectónica de la zona es compleja, debido al carácter de transición que la define, y está marcada por cambios bruscos de dirección entre las diversas formaciones. En el entorno del embalse predominan las estructuras en dirección NE-SO como las sierras de Los Búhos y Navajuelos.

Los materiales que aparecen representados son de distintas edades, desde el Mesozoico hasta el Cuaternario. La mayor representatividad corresponde al Jurásico calcáreo que conforma la casi totalidad de las sierras del entorno; el Cretácico y el Terciario (representado por materiales del Mioceno) están escasamente representados y afloran en las zonas de relieve más suave; y por último el Cuaternario que aparece sobre las series anteriores en forma de depósitos encostrados, mantos de arroyada y conos de deyección.

Vista del cauce aguas debajo de la presa tomada desde coronación
Vista del cauce aguas debajo de la presa tomada desde coronación

Sismología

La presa de la rambla de los Charcos se encuentra situada según la Norma de Construcción Sismorresistente (NCSE-02), en una zona con aceleración sísmica básica de 0,07g correspondiente al municipio de Tobarra, que es la población más cercana a la presa.

Entre los dispositivos instalados en la presa se encuentra un sismógrafo para la detección de los movimientos sísmicos que puedan sucederse en la zona. Desde su instalación hasta el momento de redacción de este documento no se ha registrado en el mismo ningún suceso apreciable.

En función del riesgo potencial de rotura, la presa de la rambla de los Charcos se clasifica dentro de la categoría A.

subir


anterior siguiente volver