Logo de la Confederación Hidrográfica del Segura, ir a la página principal

 Estás en :: Inicio > Información > Infraestructuras > Embalses > Los Rodeos

Embalses

Embalse de los Rodeos

Antecedentes.

La cuenca del Segura es, entre todas las del territorio nacional y a lo largo de la historia, la que más catástrofes ha sufrido como consecuencia de inundaciones producidas por avenidas.

Existe reseñas históricas de hace casi quinientos años en las que se hace mención a desastres soportados en la zona a causa de estos fenómenos meteorológicos e incluso con sucesos de pérdidas de vidas humanas. En la década de los ochenta hubo un total de ocho avenidas que dieron lugar al desbordamiento de ríos, ocasionando daños a las vías de circulación, agricultura y, con incidencia más importante, a los núcleos urbanos.

Durante los siglos XVIII y XIX se llevaron a cabo algunas obras en la cuenca de Segura al fin de garantizar su máximo aprovechamiento, es el caso de los embalses de Puentes, en el río Guadalentín, y el de Valdeinfierno, en su afluente Luchena.

Foto vista de la presa de Los Rodeos aguas abajo
Vista de la presa de Los Rodeos aguas abajo

A comienzos del siglo XX comenzó la construcción sistematizada de embalses en la cabecera de los ríos, en concordancia con un anteproyecto que fue elaborado en 1887 por D. Ramón García y D. Luis Gaztelú para paliar las consecuencias devastadoras de la riada de Santa Teresa, en 1875. De esa época son los embalses de Fuensanta y Cenajo, en el río Segura, los de Talave y Camarillas en el río Mundo; el de Alfonso XIII en el Quípar, el de Santomera en la rambla Salada, el de la Cierva en el río Mula y el de Argos en el río del Argos.

La ampliación de las zonas de riego, especialmente en las vegas bajas y media, ocasionó el estrechamiento de río Segura hasta reducir su capacidad del cauce en algunos tramos a tan sólo a 100 m³/seg.

En Mayo de 1977 se redactó el “Plan General de Defensa contra Avenidas de la cuenca del Segura.”

En Julio de 1984 se redacto el “Pliego de Bases para la contratación de los trabajos de colaboración técnica en el estudio del Proyecto de la Presa de Los Rodeos (Murcia).

Foto excavación estribo derecho
Excavación estribo derecho

Las catastróficas inundaciones que asolaron la Comunidad Valenciana y Murciana en Julio y Octubre de 1986 y 1987, llevaron al Gobierno a promulgar el Real Decreto-Ley 4/1987 de 13 de Noviembre (BOE del 14 de Noviembre de 1987) en el que se adoptaron medidas urgentes para reparar los daños causados por las inundaciones en la Comunidades mencionadas anteriormente. Este Plan de Defensa de Avenidas contempló un total de 23 actuaciones en toda la cuenca, entre las que se encontraba la presa de Los Rodeos.

Foto excavación e inicio de hormigonado de bloques centrales
Excavación e inicio de hormigonado de bloques centrales

Basándose en los estudios previos del Plan General de Defensa contra Avenidas, antes citado, se analizaron dos cerradas; la finalmente elegida y otras aguas arriba de la misma.

Las características geológico-geotécnicas de ambas cerradas resultaban similares y la de aguas abajo comportada un mayor volumen de presa. Sin embargo, se seleccionó esta última porque el volumen de embalse era del orden de 5 veces mayor (15,8 hm³ frente 3,3 hm³), siendo la capacidad de la cerrada alta prácticamente ineficaz de cara a la laminación de avenidas, que es el fin básico de la presa.

La elección de la tipología de la presa se basó en primera instancia, en eliminar a priori las soluciones de contrafuertes y bóvedas múltiples ya que al ser una cerrada muy abierta se producía un coste muy elevado tanto en encofrados con en mayor dificultad de colocación y compactación del hormigón.

Como alternativas se estudiaron una presa de gravedad de hormigón compactado y una presa de materiales sueltos.

La comparación de soluciones condujo a que resultaba más económica la presa de gravedad con hormigón compactado, que fue la seleccionada en el proyecto inicial.

Foto vistas del aliviadero en el paramento aguas abajo
Vistas del aliviadero en el paramento aguas abajo

En Junio de 1993 la Dirección General de Obras Hidráulicas adjudicó el concurso para la realización de las obras a la empresa Sacyr, S.A..

En Diciembre de 1993 se redactó un documento de “Información complementaria del Proyecto de Construcción” en el que se justificaba la profundidad de la cimentación y se indicaba la posibilidad de reducir la convergencia del canal de descarga del aliviadero y modificar el diseño del cuenco amortiguador.
 

Foto balsa y caseta del grupo de riego
Balsa y caseta del grupo de riego

La adjudicación definitiva de las obras se produjo en Mayo de 1994, firmándose el Acta de Replanteo en Junio del mismo año.

Como consecuencia del Informe de Vigilancia de Presas, del ensayo en modelo reducido y de las características de la cimentación se solicitó la Modificación nº 1 del Proyecto que fue autorizado en Diciembre de 1995.

Foto vista de la presa desde aguas arriba
Vista de la presa desde aguas arriba

Las modificaciones sobre el proyecto inicial se pueden agrupar en tres grandes bloques, señalándose a continuación las más significativas:

a) Modificaciones sobre la estructura de la presa

  • Reajuste de la ubicación del eje de la presa, adelantándolo ligeramente, mejorando la incidencia del contacto del cimiento en ambas laderas.
  • Cambio del procedimiento constructivo, pasando de hormigón compactado a hormigón convencional, con reajuste de la geometría de la sección tipo.

b) Modificaciones del aliviadero y desagüe de fondo

  • Construcción de un aliviadero de diseño tradicional, frente al proyectado inicialmente – escalonado, convergente y muros no verticales -.
  • Aumento del espesor de la solera del cuenco, disponiendo además anclajes de cosido a la roca de cimentación.
  • Reducción de la sección de los desagües de fondo, dotando de aireación natural a todo el conjunto, evitando la disposición de ventosas.

c) Otras modificaciones

  • Inclusión de la toma de la acequia de riego que discurría por la margen izquierda.
  • Ajuste de las obras de desvío del río (ataguías y batería de tubos por margen derecha).
  • Aumento de la anchura de coronación para servir de reposición de caminos de interconexión entre márgenes, evitando el puente previsto sobre el vaso del embalse.

En Diciembre de 1996 se redactó el Proyecto de Obras complementarias nº 1, aprobándose en Noviembre de 2001.

Foto aliviadero aguas arriba
Aliviadero aguas arriba

Entre las obras complementarias incluidas en el proyecto cabe resaltar las siguientes:

  • Construcción de 10 diques de retención de sólidos en otros tantos ramblizos laterales para disminuir el aterramiento del embalse.
  • Corrección del Impacto Ambiental mediante tratamiento de ambas laderas aguas abajo, con plantaciones, red de riego por goteo y balsa de 6.000 m³ de agua.
  • Obras de drenaje superficial y protecciones en caminos de servicio y taludes.
  • Amojonamiento del vaso mediante mojones de hormigón prefabricado.
  • Alumbrado e iluminación exterior.
  • Talado y destoconado del vaso y traslado de plantaciones de la zona inundable a la zona de presa.

Al efectuar labores de limpieza en un collado de la zona inundable próximo al estribo de izquierdo del cuerpo de presa se detectó la existencia de galerías y pozos, que dada la naturaleza de rellenos cuaternarios del propio collado, presagiaban la existencia de un paleocauce, por el que podía establecerse un flujo de filtraciones de aguas arriba hacia aguas abajo formando un by-pass del estribo izquierdo de la presa.

Este hecho dio lugar a una visita e informe del Servicio de Vigilancia de Presas, en base al cuál se propuso la redacción de una Modificación nº 2 del Proyecto, que fue autorizado en noviembre de 1998, convalidándose el gasto en Junio de 2001.

Las actuaciones de esta Modificación se referían a la impermeabilización del collado citado y se resumen a continuación:


  • Construcción de una pantalla impermeable, para evitar un posible by-pass, en caso de avenida, por el paleocauce del río Mula.
  • Corrección del talud de aguas arriba del collado utilizando material impermeable para lograr su impermeabilidad.
  • Construcción de un filtro sobre el anterior tapiz, mediante la colocación de un geotextil con capacidad drenante y anticontaminante.
  • Protección de dicho tapiz impermeable con escollera resistente al oleaje que se pueda producir en el embalse.
  • Relleno de las galerías de exploración minera mediante hormigón fluido para su taponado y sellado.
  • Refuerzo de los rellenos del collado aguas abajo que mejoren su estabilidad frente a fenómenos de erosión remontante, mediante aportaciones y sustitución de materiales de relleno.
  • Ejecución de pozos de observación aguas abajo, para el control del nivel freático en dicha zona.

Las obras finalizaron en octubre de 2000, produciéndose la recepción provisional en septiembre de 2001.
 

anterior siguiente volver