Logo de la Confederación Hidrográfica del Segura, anar a la pàgina principal

 Estàs en :: Inicio > Informació > LIFE+ SEGURA RIVERLINK > Un paseico por el río Segura

Logo proyecto LIFE  Logo RED NATURA 2000.  Logo del proyecto Segura RiverLink
Última actualización: 09/08/2017

SOLUCIONES A LA MIGRACIÓN DE LOS PECES

Soluciones a la migración de los peces en ecosistemas fluviales

Uno de los efectos más perjudiciales asociados a las actividades desarrolladas por el hombre en los ecosistemas acuático y ribereño son aquellos relacionados con las modificaciones del régimen hidrológico e hidráulico de los ríos. Un ejemplo de ellos son las de obras transversales (presas y azudes) que limitan o impiden la libre circulación de las especies, entre las que destaca la fauna piscícola por ser especialmente vulnerable a las variaciones de las condiciones hidráulicas.

La diversidad de peces en la Península Ibérica no es muy elevada si la comparamos con países vecinos del centro y norte de Europa. Sin embargo, el número de especies de carácter endémico en España es muy alto debido a las peculiares características hidrológicas de nuestros ríos, por lo que es especialmente importante cuidar este patrimonio.

Dos de las especies piscícolas que abundan en los cauces de la cuenca del Segura son endémicas: el Barbo gitano (Luciobarbus sclateri) y la trucha común (Salmo trutta). En ambos casos se trata de especies migradoras que realizan desplazamientos a lo largo de río en busca de zonas de reproducción adecuadas, desplazándose siempre dentro de la misma cuenca (migradores potamódromos).

Cuando en el río encontramos una infraestructura transversal que resulta infranqueable para las especies que necesitan acceder aguas arriba de la infraestructura para reproducirse, estas desaparecen del tramo superior inaccesible, y en casos extremos pueden conducir a la extinción temporal o total como ha sido el caso de la Anguila (Anguilla anguilla) en la cuenca del Segura. Para aquellas especies capaces de franquear el obstáculo, dicha limitación de movimientos se traduce en la imposibilidad de colonizar nuevos territorios, pérdida de hábitats aguas arriba y el aislamiento de poblaciones.

Según la legislación actual (Ley de Pesca Fluvial de 1942 y el Texto Refundido de la Ley de Aguas RD 1/2001 consolidado), el movimiento de los peces a lo largo de los ríos debe estar garantizado y cualquier estructura que lo impida o limite debe ser acondicionado con tal fin.

La solución a este problema pasa por un abanico de soluciones que van desde la demolición del obstáculo en casos de desuso hasta técnicas que permiten a los peces franquear este tipo de infraestructuras, denominadas escalas o pasos para peces. Este tipo de estructuras pueden ser de diferentes tipos, desde los denominados ascensores para peces, pasando por los ríos artificiales o las escalas de artesas. Sea cual sea el tipo de solución adoptada en cada caso, todas ellas deben cumplir una serie de premisas básicas como son una entrada fácil de encontrar, un tránsito sencillo, una salida segura, ser franqueables para todos los peces autóctonos y funcional tanto durante crecidas como durante el estiaje.



Escala de artesas

volver